Beneficios en la salud gracias a los museos

Beneficios en la salud gracias a los museos

Los museos son lugares de aprendizaje, de conservación de la historia o de explicación de la evolución de la sociedad, pero además, los museos son lugares que aportan beneficios en la salud a los mayores.

 

Científicos noruegos realizaron un estudio a más de 50.000 adultos sobre el empleo de actividades culturales en la promoción y cuidado de la salud, el cual publicaron posterior en la prestigiosa revista Journal of Epidemiology and Community Health. El estudio concluye que el empleo de actividades culturales es beneficioso para la salud, y que ayuda a reducir las posibilidades de tener ansiedad o depresión. Las personas tenían más beneficios en la salud a medida que hacían más actividades culturales.

 

Los museos difunden conocimiento. Muchos mayores no han tenido la oportunidad de estudiar, por lo que acudiendo a los museos, pueden aumentar su conocimiento de una forma agradable, entretenida y relajada. Muchos museos tienen actividades dinámicas e interactivas que ayudan a asimilar mejor los contenidos que hay en los mismos, mediante formas de aprendizaje que serían muy difíciles de llevar a cabo en otros contextos o lugares.

 

No hace falta solo visitar museos de cuadros y esculturas, los museos sobre  ciencia y tecnología, difunden grandes conocimientos de formas interactivas.

 

Ayudan a los mayores que tienen problemas cognitivos o cerebrales, ya que, a través de la reconstrucción del pasado y las diferentes interpretaciones que las personas pueden tener de un mismo cuadro o escultura, se activa la memoria y los recuerdos olvidados en las personas mayores, creándose o recordando inquietudes ya olvidadas.

 

Los museos hacen que las personas viajen en el tiempo, se escapen a lugares diferentes y lejanos sin tener que salir de una sala, y todo ello gracias a medios sensoriales, intelectuales y emocionales, que sirven de apoyo para mejorar los conocimientos y reflexiones de las personas.