Como ejercitar la memoria II

Como ejercitar la memoria II

En el anterior post hablamos de esos factores (envejecimiento, depresión, estrés) que en el momento en el que se dan pueden afectar negativamente a nuestra memoria, favoreciendo la pérdida de ésta. Cuando esos olvidos se repiten con cierta frecuencia y nos impiden realizar con normalidad nuestras actividades diarias ha llegado el momento de pedir ayuda. Nuestras enfermeras a domicilio en Madrid declaran que en numerosas ocasiones las personas de la Tercera Edad muestran su desconcierto por no saber dónde han dejado las llaves  cuando hace nada las tenían en las manos o al no recordar si han tomado o no las pastillas que les correspondían. Cuando nuestros mayores olvidan fácilmente comunicar a la persona indicada un recado o tienen despistes como dejarse olvidadas las bolsas de la compra en el supermercado pensamos que algo anda mal o ha dejado de funcionar en el interior de su cerebro. Sin embargo, no todo está perdido.

Lo que nuestras enfermeras a domicilio en Madrid recomiendan es acudir en primer lugar al especialista con el objetivo de determinar si se sufre alguna afección degenerativa. Es cierto que la pérdida de memoria nos preocupa y mucho más a partir de ciertas edades, pero también es verdad que se pueden evitar esos ‘pequeños descuidos’ si ejercitamos cada día nuestra mente.

¿Qué podemos hacer para mantener nuestro cerebro activo?

En estos casos, desde Tu Mayor Amigo apostamos por un envejecimiento activo y consiste en:

  1. Mantenerse ocupado y saber organizarse. No pretendemos que nuestros mayores se sientan sobrepasados, sino todo lo contrario. Buscamos que se sientan útiles, y para ello es importante que tengan que realizar alguna tarea u obligación. Para que no les suponga ningún problema recordar lo que tienen pendiente podemos hacer listas o escribir las notas en el calendario, por ejemplo.
  2. Los juegos mentales les ayudarán a trabajar su capacidad mental y a mejorarla. Hacer cálculos con la cabeza o responder a una serie de preguntas son algunas de las actividades interesantes que pueden realizar de manera cotidiana. ¿Quién dijo que trabajar la mente tiene que ser aburrido?
  3. El deporte es clave para llevar una vida saludable, independientemente de la edad. Evidentemente habrá que adecuar el ejercicio a las posibilidades de cada persona. Está demostrado que la actividad física influye en cómo pensamos y sentimos. Cuerpo y mente están unidos entre sí.

Si necesitas ayuda para ofrecer a  tus mayores esa atención que necesitan, no dudes en seguir nuestro blog. También puedes consultarnos sin ningún compromiso.   

Enviar un Comentario