¿Cómo puede ayudarnos la medicina antienvejecimiento?

¿Cómo puede ayudarnos la medicina antienvejecimiento?

 Los factores genéticos y los hábitos de vida influyen notablemente en el modo en que envejecemos. Los datos son determinantes, el 30% de nuestra longevidad depende directamente de la genética. Sin embargo, los hábitos de vida pueden llegar a influir hasta en un 70%. Por ello, es tan importante tener un estilo de vida saludable, hacer una dieta equilibrada y practicar deporte de forma regular. Como una de las empresas de ayuda a domicilio en Zaragoza, sabemos bien que nos resistimos a envejecer, pero ya que es imposible, podemos centrarnos en que al menos que el proceso sea saludable

No existe una fórmula antienvejecimiento, pero podemos decir que buscamos de forma incesante el modo de atenuar los efectos que el paso del tiempo deja en nuestro organismo. Del mismo modo, que es importante prevenir las enfermedades propias del envejecimiento Todas estas alternativas se recogen en lo que se conoce como medicina antienvejecimiento. Hablamos de una doctrina que va mucho más allá de conseguir prolongar la vida humana, el objetivo final será que esos años las personas puedan vivir con la mejor calidad de vida posible y tener una vida autónoma. En definitiva, que podamos disfrutar de esta etapa, que no deja de ser una más.

¿En qué consiste la medicina antienvejecimiento?

De forma muy genérica podemos decir que se trata de un decálogo de actividades y tratamientos recomendados en personas de avanzada edad. Una de las cuestiones más importantes será defender las estructuras funcionales de aquellos elementos que pueden resultar tóxicos para ellas y favorecer su envejecimiento. El optimismo y la actitud positiva son cuestiones fundamentales en el plano mental. Pero, también, será importante realizar ejercicio físico para entrenar el organismo y mantenerlo activo.

Otro aspecto importante es la alimentación, habrá que comer de forma saludable apostando por los alimentos antienvejecimiento. Hábitos que deberán acompañarse de ejercicio físico y entrenamiento mental. Pero, igualmente importante serán los periodos de descanso y recuperación. Dormir al menos 8 horas resulta esencial, dada la importancia del sueño reparador.

Desde Tu Mayor Amigo sabemos que el control de factores de riesgo o el diagnostico precoz de los posibles problemas derivados del envejecimiento también pueden ayudar a una vejez más sana y feliz.  

Enviar un Comentario