Cómo comunicarse con personas con Alzhéimer

Cómo comunicarse con personas con Alzhéimer

En todo el tiempo que llevamos de experiencia entre las empresas de ayuda a domicilio hemos tenido que enfrentarnos a no pocas situaciones difíciles e incluso dolorosas para las familias. Sin duda, una de las más sensibles tienen que ver con aquellas personas que padecen Alzhéimer, una incomprendida enfermedad degenerativa que afecta a la memoria.

Es por ello que nos gustaría aprovechar estas siguientes líneas para tratar de abordar un tema importante para aquellos núcleos familiares que tengan a su cargo una persona que convivir con esta enfermedad esta enfermedad: ¿Cómo debe ser la comunicación con ellos?

Es importante que a la hora de dirigirse a una persona que padece Alzhéimer se haga de una forma clara, sin prisas y con un tono de voz suave. De nada sirven los gritos o elevar el tono, sobre todo si el enfermo no tiene déficit auditivo alguno. Es un error muy común el creer que elevando la voz se compensará el déficit de comprensión. Pero, ¿sabes cuál es la consecuencia de hacerlo? Una sensación de ansiedad, enfado o agresividad en nuestro receptor.

Gracias a nuestra experiencia entre las empresas de ayuda a domicilio podemos contarte también que lo que decimos es tan importante como la forma de decirlo. En este sentido, se ha de tratar que los mensajes emitidos no puedan ser inequívocos o confusos, sino más bien concretos, directos y definidos.

También resulta extremadamente conveniente que las frases que se utilicen sean sencillas y cortas. En resumidas cuentas: simplificar lo que decimos. Lo mismo ocurrirá con el vocabulario, evitando términos demasiado rebuscados. Lo mejor es utilizar expresiones que la persona con Alzhéimer siempre haya utilizado y con las que se sienta familiarizado.

En último lugar, no podíamos terminar estas recomendaciones sobre la comunicación verbal sin olvidarnos de un aspecto que en ocasiones se olvida: el sentido del humor. Somos conscientes que convivir con alguien que padece Alzhéimer es doloroso y extremadamente difícil. Sin embargo, el sentido del humor ayudar a mejorar la relación con el enfermo. Eso sí, habrá que ser muy precavido con la ironía o los dobles sentidos, ya que pueden ser malinterpretados.

Para terminar, desde Tu Mayor Amigo te queremos aconsejar que te apoyes también en la comunicación no verbal, usando la mímica o señalando objetos para facilitar su comprensión.

Enviar un Comentario