Consejos para que los abuelos y los niños lleven mejor la vuelta al colegio

Consejos para que los abuelos y los niños lleven mejor la vuelta al colegio

Llegó Septiembre, y con ello el fin de las vacaciones de los nietos y la vuelta al colegio o inicio por primera vez. Después de tres meses, se acaba el dormir hasta tarde, el acostarse tarde, los días de juego y playa o piscina, y llega la rutina, el madrugar, y volver a ver los amigos.

 

Durante el verano, los niños pasan mucho tiempo con sus abuelos ya que los padres trabajan, por lo que a medida que se acerca la vuelta o inicio del colegio, los abuelos pueden ir adaptando a los niños a los nuevos cambios mientras pasan tiempo juntos, pasando un buen rato todos juntos, siendo beneficiosos para los pequeños.

 

Los abuelos pueden realizar una serie de tareas con sus nietos para que la vuelta al colegio sea más llevadera y evitar el síndrome postvacacional tanto en los mayores como en los niños.

 

Cambiar los horarios. Los horarios durante el invierno son muy distintos a los de vacaciones de verano, y si los padres trabajan, es más difícil que ellos puedan ayudar a cambiarlos, por lo que los abuelos pueden ir despertando a los niños cada vez antes, pero sin tener que ser tan pronto como la hora a la que marchan los padres a trabajar. También hay que ir cambiando los horarios nocturnos, como cenar y acostarse antes.

Trabajar durante el verano. A muchos niños les suelen mandar tareas para el verano, por lo que es una buena actividad para que realicen abuelos y nietos juntos. Y si no tienen deberes, pueden repasar del curso anterior o leer juntos para que los primeros días los niños se sientan más seguros y menos oxidados.

Preparación del material. Casi todos los cursos cambian de libros y de materiales, por lo que ir escogiéndolo a lo largo del verano y sin prisa es una buena actividad para realizar juntos. La compra de libretas, lápices, mochila, forrar los libros son actividades con las que compartir gustos.

Adaptar la alimentación. Durante el verano, los niños suelen descuidar la dieta, por lo que a medida que pasa Agosto, deben ir adquiriendo hábitos de comida más saludable para estar sanos durante el curso. Y más aún si van a comer en el colegio, y sus dietas variadas con alimentos que igual aún no comieron.

Hablar con ellos. Los abuelos pueden contar a sus nietos sus aventuras de pequeños en el colegio, las diferencias de cómo eran cuando eran ellos pequeños y los colegios de ahora, sus amigos, etc., para que los niños vayan con una mejor predisposición y menos miedo los primeros días de colegio.

Realizar actividades al aire libre. Mientras el tiempo lo permita, y hasta que empiecen las actividades extraescolares, es recomendable que los niños sigan haciendo actividades al aire libre, para que el cambio de estar todo el verano corriendo a estar toda la mañana en un aula, no sea tan dramático. Los abuelos pueden acompañarlos en estas actividades.