Consejos para evitar las caídas de las personas mayores

Consejos para evitar las caídas de las personas mayores

Ninguna persona está ajena al riesgo de caerse, de hecho los niños pequeños están todo el día en el suelo, pero ellos son de goma. Con la edad el peligro de caerse y sus consecuencias aumentan.

 

Una caída en una persona mayor tiene peores consecuencias que en una persona joven, tanto para ellos, que pueden perder su independencia, como para las personas que los rodean, sean familiares, cuidadores o amigos.

 

Hay personas mayores que sufren enfermedades como osteoporosis y hasta que no sufren una caída no lo saben. Sus huesos se van debilitando y cualquier caída puede llevar mucho tiempo de recuperación.

 

MOTIVOS POR LOS QUE LAS PERSONAS MAYORES SUFREN CAÍDAS

 

Las personas mayores, y no tan mayores, se pueden caer por muchos motivos que van desde el mobiliario de su casa, a factores externos o por su estado de salud.

 

Algunos de los motivos por los que las personas pueden caerse son:

  • Existencia de alfombras o tapetes sueltos en casa
  • Utilización de escaleras
  • Tropezar con cables
  • Poca iluminación de los sitios por los que se transcurre
  • Suelos resbaladizos
  • Utilización de calzado inadecuado, desgastado o que no sujeta bien el pie
  • Salvar alturas, como bordillos o entrar y salir de coches
  • Pérdida de reflejos y equilibrio
  • Poca fuerza física y muscular
  • Problemas de visión
  • Tomar medicamentos contra enfermedades arteriales, cardiacas o diuréticas, entre otras.

 

CONSEJOS PARA EVITAR CAÍDAS

 

Por lo tanto, tras analizar los motivos anteriores, es aconsejable seguir una serie de pautas y prevenciones para evitar sufrir caídas y sus consecuencias, como son:

 

En general:

  • Utilizar bastón o andador
  • Utilizar zapatos adecuados, con suela de goma antiresbaladiza
  • Mantener una buena forma física
  • Mantener una buena alimentación e hidratación
  • Seguir las indicaciones de los medicamentos y tener cuidado si se toman varios al mismo tiempo
  • Utilizar ropa cómoda, con la que no se pueda tropezar
  • Subir o bajar escaleras que tengan pasamos a ambos lados
  • Realizar revisiones periódicas para comprobar el estado de salud
  • Contratar un servicio de teleasistencia por si pasa algo

 

En casa:

  • Mantener la casa recogida, evitando tener objetos por el suelo que puedan impedir el paso fluido
  • Evitar las alfombras sueltas
  • Mejorar la iluminación de toda la casa
  • La altura de la cama debe ser adecuada para poder levantarse y acostarse sin tener que realizar esfuerzos
  • Instalar un teléfono inalámbrico para poder contestar sin tener que moverse del sitio

 

En el cuarto de baño (uno de los lugares más peligrosos):

  • Colocación de pasamanos fijos en la bañera, inodoro, etc
  • Colocación de alfombrillas de goma en la bañera para evitar resbalar
  • Los toalleros deben estar fijos a la pared para poder cumplir con la misma función que el pasamos de la bañera
  • No cerrar con pestillo la puerta del baño, para que en caso de peligro, alguien pueda entrar a ayudar

 

Las personas mayores cambiando un poco sus hábitos y con unas pequeñas medidas de seguridad y prevención, pueden evitar las caídas y sus graves consecuencias físicas.