Cuida tus oídos para oír mejor

Cuida tus oídos para oír mejor

Con el paso de los años es habitual que algunos sentidos, como la audición, se vayan deteriorando. Si lo pensamos, no es extraño y es que nuestra rutina diaria es estresante. Además, nuestro estilo de vida fomenta los malos hábitos alimenticios y muchas otras cuestiones que debemos evitar para gozar de buena salud. Los niveles habituales de ruido también suelen estar muy por encima de lo recomendado. Cada día forzamos a nuestro aparato auditivo al acudir a conciertos, escuchar música en los bares o, simplemente, al tener que soportar el ensordecedor ruido del tráfico. Desde nuestro servicio de asistencia domiciliaria en Madrid sabemos bien que cuidar estos pequeños detalles a lo largo de la vida será lo que nos permitirá gozar de un envejecimiento activo.

El ruido deteriora nuestras capacidades auditivas, de hecho, hoy en día es frecuente que los españoles detectemos que oímos peor y, cada vez, a edades más tempranas. De hecho las cifras son alarmantes, el 58% de la población mayor de 50 años considera que su audición se ha deteriorado. Argumento más que de sobra para comenzar a cuidar nuestra salud auditiva para no sufrir hipoacusia con el paso de los años.

Entre los síntomas más habituales de que algo en nuestros oídos no va bien, podemos destacar la necesidad de subir el volumen de la televisión o la radio, preguntar varias veces que nos repitan las cosas en una conversación o detectar problemas para seguir una conversación en zonas bulliciosas. Es cierto que también existen otros problemas relacionados con la audición que no están relacionados con los malos hábitos, pero sin duda, estos podrían ser mucho más llevaderos si seguimos algunas pautas para cuidar nuestros tímpanos.

Desde Tu Mayor Amigo queremos destacar que los expertos señalan que es recomendable acudir al especialista lo antes posible, si creemos que podemos tener algún problema de audición. Sólo de este modo podremos tener un diagnóstico adecuado y evitar que el problema se agrave.

Entre las cuestiones básicas para proteger nuestros oídos podemos destacar:

  • Evitar que varios aparatos sonoros funcionen a la vez y no subir demasiado el volumen, forzándonos a escucharlos al nivel recomendado.
  • Si trabajas en lugares ruidosos debes proteger tus oídos, utilizando sistemas homologados para ello.
  • Secarse los oídos tras los baños siempre es recomendable, para evitar la humedad en el conducto auditivo que puede terminar por darnos problemas.
  • A partir de los 50 años es aconsejable realizar revisiones periódicas para detectar la pérdida auditiva por desgaste.

Enviar un Comentario