El bastón que mejor se adapta a ti

El bastón que mejor se adapta a ti

Los bastones son una de las ayudas más frecuentes e importantes en las personas con dificultades en la movilidad, postoperatorios, procesos  de rehabilitación y personas mayores. Sirven de apoyo a la movilidad, por esto es muy importante elegir uno que se ajuste a la estatura, peso y características de la persona.

 

Un buen bastón equilibrará el gasto de energía y posibilitará una marcha segura. Para una persona cuya movilidad esta dificultada el bastón puede ser la clave para mantener una vida activa. Algunos aspectos que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir un bastón son los siguientes:

 

-      El largo del bastón es uno de los aspectos más importantes. Para conocer cuál es la medida aconsejable deberemos situarnos de pie, con los brazos a los costados del cuerpo, y en esta posición se debe medir desde la muñeca hasta el suelo. Muchos bastones no son ajustables por lo que debe incluirse en esta medida el mango o empuñadura del bastón. Si la altura del bastón es inferior, provocará una incorrecta inclinación, aumentando el riesgo de lesiones en espalda y caídas. Si la altura superior, el paciente estará obligado a flexionar más los codos, lo que podría ocasionar lesiones y dolor constante.

 

-       El tipo de empuñadura: el tipo de mango debe de responder a las necesidades de la persona. La empuñadura de tipo gancho se caracterizan porque la mano siempre puede estar libre en cualquier momento. Los bastones con formas  anatómicasson los que mejor se ajustan a la forma de la mano, son los más confortables y los más recomendados para aquellas personas que ponen mucho peso en la empuñadura.  Los bastones-muletas, aconsejados para aquellas personas que necesitan más ayuda para mantener el equilibrio ya que cuentan con un soporte para el antebrazo que lo agarra hasta la parte baja del codo.

 

-       El peso máximo que son capaces de soportar, ya que algunos son más resistentes que otros dependiendo del material. Los de aluminio y carburo son más ligeros y más resistentes, mientras que los de madera son más pesados, menos resistentes y necesitan más cuidados. Es de destacar que siempre se debe utilizar el bastón en la mano opuesta a la extremidad más débil.

 

-       Frecuencia de uso: si es para un uso ocasional un bastón retráctil o que se pueda doblar y guardar fácilmente puede ser una ventaja para aquellos que no necesitan tener el bastón siempre en la mano. Si su uso va a ser mucho más frecuente, debe elegirse un bastón ligero, con una buena resistencia y soporte al peso.

 

-       Lugar de utilización: si se va a usar en casa y si la superficie es muy lisa y resbaladiza será necesario usar un bastón que tenga un apoyo antideslizante. Para los exteriores se deben utilizar materiales ligeros y resistentes.