El deporte de élite también es para los mayores

El deporte de élite también es para los mayores

Realizar deporte es bueno en todas las edades.  La actividad física moderada ayuda a las personas mayores a mantenerse activas e independientes durante toda su vida, pero ¿por qué no hacer deportes extremos o de larga distancia si la salud lo permite?

 

Cada vez es más frecuente encontrarse con atletas mayores de 50 años en carreras populares, y esto es, por un lado debido al boom reciente de la moda running a nivel mundial, y por otro lado de mayores a los que su médico les recomienda caminar para mantenerse activos y sanos, pero al ver que mejoran,  acaban animándose a participar en carreras populares.

 

Por ejemplo, en el popular Maratón de Nueva York, uno de cada cinco finalistas supera los 50 años, y cada año van mejorando las marcas de ese grupo de edad.

 

Las personas mayores que compiten en estas carreras de larga distancia sufren más que los jóvenes, ya que tienen menor resistencia muscular, articular, etc., sin embargo, con una buena preparación pueden conseguirlo. Sus entrenamientos pueden variar respecto a los atletas de menor edad, y para prepararse para un maratón o carrera de menor distancia, mezclan entrenamientos de carrera con otros menos agresivos como bicicleta o natación con mayores tiempos de descanso.

 

El desarrollo de la carrera también es distinto, ya que necesitarán mucha más hidratación, así como llevar un ritmo menor intercalando tramos de caminata con carrera, pero para los mayores su objetivo no es quedar el primero, sino la satisfacción personal de lograr el reto de acabar la carrera, y seguir sintiéndose, útil, activo e independiente.

 

El atletismo tiene múltiples beneficios para los mayores, ya que reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, demencia o depresión, u otras enfermedades. A pesar de ello, los mayores de 50 años tienen más riesgos en estas carreras, con el doble de riesgo de muerte súbita que los más jóvenes, aunque a tasa de muerte en un maratón ronda los 1 por 100.000 corredores, por lo que la probabilidad es bajísima.

 

EJEMPLOS DE DEPORTISTAS PASADOS LOS 60 AÑOS

 

En la maratón de Toronto de 2011, se dio un hito histórico, y es que el indio Fauja Singh logró completarlo con 100 años, siendo la primera persona que lograba tal hecho. Tardó seis horas más que el primer clasificado, pero sin duda es un ejemplo a seguir por la cantidad de maratones que tiene en sus piernas una vez cumplidos los 80 años.

 

Pero no hace falta irse tan lejos para encontrar deportistas veteranos, ya que en España tenemos muchos y variados ejemplos.

 

Como por ejemplo Germán Fernández, que con más de 80 años sigue corriendo carreras populares por todo España, y es que tras quedarse viudo, empezó a correr para afrontar el día a día y todavía no ha parado. En el running también destaca Manuel Rosales, un gallego de 80 años que posee el récord del mundo en media maratón con 60 años, y que ganó varias veces los míticos maratones de Berlín o Nueva York en la categoría de veteranos, así como también Mundiales de atletismo.

 

En el mundo del atletismo, pero en todas sus disciplinas, encontramos a Marcelo Vaquero “Campanal”, que tras haber sido futbolista profesional durante muchos años, al retirarse se dedicó a todas las disciplinas del atletismo, y con 84 años posee más de 100 oros en campeonatos nacionales.

 

No solo del atletismo disfrutan los mayores, sino de otros deportes muy variados e incluso extremos. En Canarias encontramos a Jorge Dreher, que con 80 años sigue haciendo surf, o Alfredo Mínguez, que con 80 no es capaz de dejar la raqueta de tenis.

 

En cuanto a deportes extremos, destaca la catalana Montse Mechó, que empezó a realizar paracaidismo con 49 años, y con 80 años sigue saltando (ya van cerca de 920 saltos en paracaídas) y posee tantos campeonatos de Freestyle que ni las recuerda.

 

Estos son solo algunos ejemplos de grandes deportistas, tanto en su edad como en sus récords, de los que todos debemos aprender.