Un hogar más seguro

Un hogar más seguro

Resulta imprescindible contar con un entorno adecuado en el hogar, por lo que a veces se deben realizar algunos cambios para aumentar la seguridad. En general no se trata de hacer grandes reformas si no que mediante pequeños cambios se pueden eliminar o modificar determinados aspectos que pueden resultar poco seguras o un obstáculo.

Desde Tu Mayor Amigo te proponemos algunos consejos para hacer del hogar un espacio más confortable y seguro:

 

El dormitorio, el lugar donde se descansa y que debe estar en las mejores condiciones posibles. Es importante que la cama tenga acceso por los dos lados, y que no haya objetos que interrumpan el paso, como butacas o las mesillas de noche. Deben evitarse las alfombras ya que en muchas ocasiones son las causantes de caídas. La luz del espacio debe ser de calidad, y  debe tener fácil acceso desde la cama, y es aconsejable que los armarios sean de puertas correderas ya que su apertura es mucho más sencilla y no obstaculizan el espacio. En caso de tener algún problema de movilidad puede instalarse una cama articulada para facilitar el proceso.

 

El cuarto de baño es otro lugar esencial en el hogar y en el que se pueden llevar a cabo ciertas adaptaciones para hacerlo más seguro. Es mejor una ducha que una bañera, puesto que el acceso es mucho más sencillo para las personas. Ya sea una ducha o bañera se deben colocar en su interior algún tipo barras o sujeción  para facilitar la forma de moverse y levantarse. También deben colocarse al lado del inodoro, donde también pueden instalarse adaptadores o elévense para no tener que realizar tanto esfuerzo al levantare. Los suelos deben ser antideslizantes para evitar resbalones y ofrecer una mayor seguridad.

 

En el salón, la colocación del mobiliario no debe entorpecer el paso, además es preferible elegir muebles con bordes redondeados para evitar daños si se produce un tropiezo. Los sofás, sillones y sillas elegidos deben contar con reposabrazos y respaldos altos ya que ofrecen una mayor confortabilidad, la altura de los mismos debe permitir que levantarse y sentarse no suponga un esfuerzo. Disponer de un teléfono inalámbrico es una buena idea para que las personas mayores no se precipiten en caso de llamada y corran el riesgo de caerse.

 

La cocina debe adaptarse de tal forma que siga teniendo la misma utilidad que siempre, para ello debe cuidarse mucho la organización, teniendo especial cuidado en los utensilios de mayor utilidad que deben estar colocados en los muebles con mejor acceso. Es recomendable que para trasladar los platos, ollas etc se cuente con algún tipo de mesilla con ruedas que permita trasladar los objetos con mayor facilidad. La vitro cerámicas permiten deslizar las ollas y además evitan muchas quemaduras que con otro tipo de fogones.

 

Ten en cuenta estos consejos de Tu Mayor Amigo para hacer de tu hogar un lugar más seguro y confortable