La importancia de dormir bien en las personas mayores

La importancia de dormir bien en las personas mayores

Las personas se pasan cerca de un tercio de la vida durmiendo, y es algo que hacemos cada día, por lo que alteraciones en el sueño pueden afectar al desarrollo diario de la vida cotidiana. El sueño está considerado como algo vital para la salud de las personas.

 

Con el paso de los años, los seres humanos experimentan cambios en su organismo y en su vida. Uno de esos cambios es la alteración del sueño que se produce con la edad, adquiriendo mayor dificultad para poder dormir.

 

Los mayores tardan más en dormirse y se despiertan con más facilidad que cuando son jóvenes. Tienen un sueño mucho más fragmentado a lo largo de la noche, sin conseguir un sueño profundo, por lo que al día siguiente no están descansados y tienden a tener pequeñas siestas a lo largo del día.

 

El sueño influye en la memoria, por lo que dormir adecuadamente es vital. Hay estudios que asocian un buen descanso a una mayor capacidad de retener información, algo básico en los mayores. Pero el dormir mal y poco no afecta solo a la memoria, sino que está demostrado que va más allá del malestar y somnolencia, sino que puede llegar a enfermedades cardiacas o mentales como depresión o cambios repentinos de humor.

 

CAUSAS Y CONSECUENCIAS DEL INSOMNIO

 

El insomnio puede generarse por múltiples motivos y de distinta índole, como son:

 

  • Dificultad para iniciar el sueño por motivos psicológicos, como depresión, estrés, ansiedad, etc.
  • Alta sensibilidad al ruido, lo que hace que a la mínima la persona se despierte y no pueda conciliar el sueño
  • Alteraciones metabólicas
  • Otras

 

Estar varias noches en vela, o tener mala calidad del sueño y poco reparador puede tener consecuencias como pueden ser:

 

  • Fatiga diaria y malestar general
  • Falta de concentración y disminución del rendimiento cognitivo
  • Irritabilidad y cambios de humor
  • Menor capacidad de reflejos y poder realizar movimientos
  • Tensión muscular y dolores de cabeza

 

CONSEJOS CONTRA EL INSOMNIO

 

Siguiendo una serie de pautas y consejos, tanto las personas mayores, como los jóvenes para que no tengan malos hábitos de mayores, pueden evitar o reducir los problemas del insomnio.

 

Como por ejemplo:

 

  • Evitar consumir bebidas con cafeína, alcohol y tabaco antes de ir a dormir
  • Consumir una cena ligera
  • Realizar ejercicio, pero en horario lejano al de ir a dormir, ya que así se evita el dolor de músculos al acostarse
  • Reducir el consumo de líquidos cuando se va acercando la noche, para evitar estímulo diuréticos mientras se está durmiendo
  • Crear un entorno confortable. Temperatura, ruido, luz, etc.
  • Dejar los malos pensamientos y preocupaciones fuera de la cama, teniendo la mente despejada al meterse en la cama