La influencia de la dieta mediterránea en el envejecimiento activo

La influencia de la dieta mediterránea en el envejecimiento activo

La dieta mediterránea se ha ganado a pulso su fama. Los beneficios de comer de forma equilibrada y renunciar a las grasas nocivas para la salud la han aupado al olimpo de las dietas. Se han desarrollado diferentes estudios científicos, que han determinado que este tipo de alimentación reduce el riesgo de sufrir alguna patología cardiovascular. Pero, desde nuestra experiencia en el servicio de enfermeras a domicilio en Madrid queremos destacar que también contribuye a alcanzar un envejecimiento saludable. Algo de lo que se hace eco la revista científica americana The Journals of Gerontology.

La publicación recoge los resultados de una investigación realizada por el Hospital Reina Sofía de Córdoba en colaboración con algunos centros de investigación nacionales, como son IMIBIC y CIBERobn. Para su desarrollo se contó con pacientes que habían sufrida un infarto o una angina de pecho y que se sometieron, libremente, a un programa específico para prevenir nuevos ataques. El resultado del mismo se desprende de los beneficios en estos pacientes que siguieron una dieta rica en verduras, aceite de oliva, legumbres, pescado y carne.

Según esta investigación la dieta mediterránea es capaz de frenar la degeneración de las células, propio del envejecimiento. El acortamiento de los telómeros, estructuras que se encuentran en los extremos de los cromosomas, es la causa del envejecimiento y de la aparición de enfermedades crónicas vinculadas a la edad como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes o el alzhéimer. Según el estudio que nos ocupa, los personas que siguen una dieta mediterránea ralentizar dicho acortamiento.

Nuestro país es uno de los baluartes de este tipo de alimentación saludable. De hecho, hace dos años, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicó un informe sobre la salud de la población europea, donde figuraba España como el segundo país más longevo del mundo, sólo por detrás de Japón.

En Tu Mayor Amigo queremos destacar que el aceite de oliva es la gran ventaja de la dieta mediterránea. Un ingrediente que cobra más peso, si cabe, en la tercera edad. Y es que este ingrediente natural ayuda a prevenir enfermedades como la arterioesclerosis, reduce el riesgo cardiovascular y protege la piel de forma natural. Comer es un placer del que debemos disfrutar a cualquier edad. 

Enviar un Comentario