La artrosis: sintomas y cuidados

La artrosis: sintomas y cuidados

La artrosis es una enfermedad familiar entre las personas mayores. Es una enfermedad reumática que afecta a las articulaciones y genera un proceso degenerativo en el cartílago que recubre los huesos. Este cartílago es el encarga, en condiciones normales, de absorber la fuerza del impacto en los golpes o al caminar y evita que los huesos entren en contacto unos con otros. En las situaciones en que esta dolencia es más acentuada puede dificultar en gran medida el proceso de deslazamiento ya que afecta a muchas zonas del cuerpo como caderas, rodillas, cuello, espalda, manos y pies.

En este proceso degenerativo en ocasiones el hueso afectado crece, creando nódulos que provocan la deformación de la articulación, reduciendo su movilidad. Además el cartílago afectado es eliminado por el organismo lo que produce hinchazón y dolor en la zona.

Estos son los dos principales síntomas de la artrosis. Al inicio de la patología el dolor, generalmente, es producido al mover la articulación en el que los primeros indicios de deterioro del cartílago hacen que comiencen a rozarse los huesos. En el momento en que la dolencia avanza el dolor es perceptible incuso en situaciones de reposo. La inflamación e hinchazón es otro síntoma al que va ligada esta enfermedad, el proceso inflamatorio que se produce puede llegar a entumecer la zona, dificultando su movilidad, también provocando la acumulación de líquidos en la zona afectada.

artrosis tu mayor amigo asistencia domicilio hospitalizacionOtros síntomas que son habituales al padecer esta dolencia son los chasquidos que se producen al mover la articulación que se deben al roce de los extremos de los huesos. Además es común que se produzca cierta deformación en la zona afectada. El hueso, como consecuencia de la falta de cartílago, crece por las zonas laterales provocando que la articulación se vuelva más grande, presentándose nódulos.

El tratamiento de la artrosis se basa en disminuir el dolor y la posible inflamación, ya que la artrosis no tiene cura. Se suele recurrir a analgésicos y antiinflamatorios para intentar lidiar con la dolencia. En última instancia se recurre a la cirugía.

Evitar el sobrepeso es uno de los principales consejos para poder sobrellevar de una mejor forma la artrosis ya que no se sobrecargaran las articulaciones afectadas. Pasear durante unos 20 minutos al día por zonas llanas también es adecuado. Se debe evitar mantener una misma postura durante mucho tiempo y en todo momento se deben buscar posturas que no fuercen las articulaciones así como los movimientos bruscos. El agua caliente puede ayudar a desentumecer las articulaciones después de mucho tiempo de reposo, como por ejemplo pro las mañanas después de levantarse y el agua fría ayuda a reducir la inflamación, Es aconsejable dormir sobre cama dura y evitar cargar con pesos.

Enviar un Comentario