La mejor postura para dormir

La mejor postura para dormir

Es sabido que las personas mayores tienen más dificultades para conciliar el sueño o para dormir varias horas seguidas, es habitual despertarse varias veces durante la noche.Esto se debe a que a medida que pasan los añosse pasa menos tiempo en la etapa de sueño profundo, razón por la que las personas mayores a menudo tienen un sueño ligero o superficial.

 

A la hora de dormir hay determinadas posturas que nos pueden ayudar a conciliar un mejor sueño. En este post te comentamos las posturas más habituales para dormir, así como algunos beneficios e inconvenientes de las mismas.

- Posición fetal o de lado: se trata de una postura en la que la columna, piernas y cabeza están en una posición relajada y natural, esto reduce los dolores en la zona lumbar y mantiene en buen estado nuestra espalda y evita dolores cervicales. Es también buena para mejorar la respiración, por lo que está indicada para aquellas personas que padecen apnea del sueño. En caso de padecer alguna lesión o  molestia en el hombro, brazo o en la cadera, debemos evitar recostarnos el lado en que tenemos el dolor y dejar el peso sobre el lado que tenemos bien ya que si no esta posición puede agravar el malestar al dejar durante horas todo el peso del cuerpo sobre la zona afectada.

 

- Boca abajo: puede resultar beneficiosa en los casos en que se tiene algún tipo de dolor en los brazos, ya que mediante esta postura estarían en una posición que les permitiría mantenerse relajados. Se trata de una postura poco recomendable en caso de padecer algún problema respiratorio puesto que si optamos por dormir boca abajo el pecho se encuentra oprimido y esto dificultará la respiración. Lo mismo pasa con el estomago, si se sufre de algún problema estomacal, puesto que todo el peso del cuerpo recaería sobre el estómago. Tampoco es una buena postura para el cuello, pues está en una posición forzada, lo que puede provocar dolor cervical.

 

- Boca arriba: una de las mejores posturas en el caso de no padecer problemas de espalda, ya que no suele causar ningún dolor ni malestar, pues no obliga a que la espina dorsal a hacer ningún esfuerzo, se trataría de recostarnos sobre la espalda con las piernas estiradas y los brazos pegados al cuerpo. No da ninguna clase de problemas de respiración ya que la cabeza está un poco levantada lo que facilita la respiración, aunque puede provocar ronquidos más intensos y no está especialmente indicada para aquellas personas que tienen dolores lumbares, lo que se puede hacer es colocar un cojín debajo de las rodillas con lo que la espalda estará más relajada, se mantendrá la curva natural del cuerpo y se evitará el dolor.

 

No solo la postura te puede ayudar conciliar el sueño, también debes de realizar ejercicio, no realizar cenas demasiado fuertes y evitar el consumo de alimentos y bebidas con cafeína.

 

Ten en cuenta algunos de estos consejos y duerme con la tranquilidad de contar con Tu Mayor Amigo.