La salud bucondental

La salud bucondental

El cuidado e higiene bucal es importante en cualquier etapa de la vida, y deben llevarse a cabo algunos consejos para prevenir enfermedades y pérdida de piezas dentales. Una de las creencias más comunes es pensar que cuando una persona se hace mayor inevitablemente pierde sus dientes. Sin embargo este hecho no tiene porque ser cierto, para ello hay que seguir una serie de recomendaciones que ayudarán a las personas mayores a mantenerlos sanos

La importancia de la saliva

La saliva es fundamental para conservar una buena salud bucal, aporta calcio y flúor, que fortalecen a los dientes, y favorece la regulación de los niveles de acidez lo que evita la proliferación de bacterias nocivas  que dañan a encías y esmalte dental. La producción desaliva disminuye de forma natural en las personas mayores provocando xerostomía o sequedad bucal lo que puede acrecentarse si se padecen enfermedades como problemas cardiacos o diabetes. Es aconsejable tomar entorno a 2 litros de agua al día ya que favorece una mejor producción de saliva.

Cuidados dentales básicos

Se debe realizar un adecuado cuidado de manera personal, se tienen que cepillar los dientes entre dos y tres veces al día después de las comidas y antes de acostarnos, ya que en la noche disminuye la cantidad producida de saliva lo que evitara la proliferación de bacterias. Se deben emplear pastas con flúor. También es importante utilizar enjuagues que posean agentes antibacterianos y emplear la seda o hilo dental.  Además debe acudir al dentista de forma periódica para llevar a cabo revisiones dentales y limpiezas profesionales.  

Estas medidas nos protegerán frente a las bacterias causantes de la caries dental, la gingivitis, la acumulación de sarro en los dientes y la retracción de las encías que provoca la sensibilidad dental y la enfermedad periodontal.

Tambien deben considerarse las prótesis e implantes dentales ya que muchas personas mayores los poseen. Este tipo de sistemas dejan huecos donde pueden quedar restos de comida, causantes de la formación de placa dental, el mal aliento y el debilitamiento de las encías.  Estas piezas también requieren de cuidados para mantenerlos por mayor tiempo. No son los mismos cuidados que en el caso de piezas originales ya que requieren de determinadas pastas o enjuagues que se deben consultar al odontólogo para no dañarlos.  Si se trata de una prótesis completa o parcial que se puede quitar, hay que retirarla todos los días, es recomendable colocarla en un recipiente con agua para posteriormente proceder al cepillado con una pasta especialmente indicada. Para este tipo de prótesis, es aconsejable que el cepillo sea blando para evitar rallar los dientes artificiales, después del cepillado de la prótesis se deben limpiar las encías, la lengua y el paladar.  En el caso de implantes fijos, lo más común es realizar el aseo bucal de forma normal, aunque debe considerase si se necesita alguna pasta específica para evitar la acumulación de residuos y placa dento bacteriana.