Los mayores rebeldes

Los mayores rebeldes

Los mayores ya no están dispuestos a que les digan cómo deben vivir su vejez, y cada vez hay más alternativas a acabar los días en una residencia de ancianos.

 

“”Ni hablar, al asilo no”. Ése es el grito de guerra que han comenzado a entonar los mayores españoles”. Así comienza el artículo publicado en El Mundo sobre la rebelión de los abuelos y su forma de vivir su vida, queriendo pasar todos sus días en su hogar, independientes pero sin perder el contacto con la familia, gracias a estar apoyados en servicios de asistencia domiciliaria.

 

Las residenciasson lugares por lo general tristes, impersonales, donde el grado de dependencia es altísimo, donde todo está pautado, donde te dicen la hora a la que te tienes que levantar, cuándo toca comer, cuándo es el momento de meterse en la cama…”, además del elevado coste que tienen las residencias privadas, siendo muy difícil acceder a plazas en residencias públicas.

 

La asistencia a domicilio es una de las mejores alternativas a las residencias, ya que ofrece servicios de alta calidad, personalizados, sin perder el calor humano y el calor del propio hogar. Pudiendo compatibilizar la vida autónoma del mayor con la familia, siendo independientes, viviendo como quieren y siendo felices todos los miembros de la familia.

 

“A mí verme en una residencia convencional me aterraba. El ambiente es desolador, gris, se respira soledad, los días se llenan de inactividad. Un horror” comenta una de las mayores entrevistadas,  y es que vivir en el propio hogar, o centros en el que cada uno tenga su propio apartamento, y contar con los servicios de asistencia a domicilio que cada uno desee y necesite, sirve para vivir ayudado sin dejar de ser independiente.

 

Según el artículo, más de la mitad de los mayores españoles “considera poco o nada probable que termine en un centro geriátrico”, en un estudio hecho por la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP). Los mayores quieren acabar sus días en su casa, ya que, además de no querer ser una carga para sus hijos, quieren vivir independientes, como ellos quieran, decidiendo sobre su vida, y es por ello que está creciendo un concepto revolucionario de vivienda, los denominados“cohousing”, que son comunidades de viviendas colaborativas en las que los mayores ocupan apartamentos independientes pero comparten zonas comunes y servicios (atención médica, limpieza, ocio…). Lugares creados por y para los mayores. Lugares en los que se mezclan las ventajas de vivir en el hogar, con estar siempre acompañado y los servicios profesionales de asistencia a domicilio.

 

La cultura de Tu Mayor Amigo coincide con la cultura de los mayores, especialmente en el concepto de un nuevo modelo de vivencia  de las personas mayores, siendo totalmente independientes, viviendo como quieran, siendo felices y que los seres queridos puedan compatibilizar su vida con la de disfrutar del mayor.