Las mascotas, los mejores amigos de los mayores

Las mascotas, los mejores amigos de los mayores

Siempre se ha dicho que el perro es el mejor amigo del hombre, pero en realidad cualquier tipo de animal proporciona beneficios para las personas mayores, tanto de salud física como psicológica. Estos beneficios se producen a través de la animalterapia.

 

MOTIVOS PARA TENER UNA MASCOTA

 

Muchos mayores viven solos o en pareja, un animal es la perfecta compañía a la que poder transmitir cariño y afecto, y así no sentirse solo en casa. Además aportan entretenimiento diario y continuo, ya que los animales requieren de unos cuidados como darles de comer, cuidar su aspecto, sacarlos a pasear, estar pendientes de ellos, etc., que hacen que los mayores sigan sintiéndose útiles y activos. Los animales de compañía mejoran el bienestar y la calidad de vida de los mayores.

 

Un animal de compañía ayuda a evitar o reducir la depresión, ya que a través del cuidado, las personas que están solas activan su vida social y se sienten útiles, aumentando su responsabilidad y reduciendo la ansiedad, además, con un animal siempre se socializa, ya que todo el mundo quiere jugar con un perro por ejemplo, y hacerlo en grupo es muy entretenido tanto para el animal como para las personas.

 

 Al acariciar y jugar con la mascota, se genera una paz interior y tranquilidad muy buena para la salud del corazón.

 

El vínculo que se puede llegar a crear entre una persona y su perro, puede ser tan fuerte que el animal detecte el estado de ánimo de su dueño, proporcionando más cariño al cuidador cuando esté triste. No solo proporcionan más cariño en esas situaciones, sino que pueden llegar a detectar cuándo su cuidador está en peligro y avisar, mediante ladridos, a otras personas para que le puedan ayudar y salvar la vida al mayor.

 

BENEFICIOS DE TENER UNA MASCOTA

 

Los animales de compañía proporcionan múltiples beneficios, como por ejemplo:

 

  • Mejora y mantiene la forma física al sacarlos a pasear o el cuidado diario
  • Ayudan a curar más rápido las enfermedades, ya que se está más alegre y con ganas de vivir
  • Mejora el estado de ánimo y autoestima, evitando la depresión
  • Aumenta la socialización, mediante la comunicación y conversación con otras personas con animales similares, personas que quieren jugar con él, o simplemente con el veterinario
  • Disminuye la soledad, ya que proporciona una compañía constante ya que hay que estar pendientes de ellos

 

 

Por lo tanto, una mascota es una gran compañía para las personas mayores. Les devuelve la sonrisa y el buen humor, las ganas de vivir, y mejora su calidad de vida, seguridad y les ayuda a seguir siendo independientes.