El poder de la amistad

El poder de la amistad

La amistad debe mantenerse y cultivarse en cualquier etapa de la vida, se puede contar con los amigos de toda la vida o pueden establecerse nuevas relaciones de amistad, para ello se puede recurrir a muchas actividades que se organizan y que fomentan las relaciones sociales y la integración donde se pueden hacer buenas amistades como talleres, clases, gimnasia adaptada, excursiones para las personas mayores… son actividades a las que poder apuntarse y que están basadas en la interacción entre personas.

 

La amistad otorga apoyo emocional y seguridad. Nos ayuda a mantener la autoestima alta, y favorece la integración social. Las personas se sienten acompañadas, se evita la soledad aunque no exista una relación continua, y nos da apoyo en los momentos difíciles.

 

El fomento de la socialización y el establecimiento de relaciones interpersonales en las personas mayores resultan imprescindibles para potenciar una vida activa lo que redundada en una mejorara de su bienestar físico y emocional. Son muchos los estudios que se han hecho para comprobar los beneficios de la sociabilización, en ellos se demuestra que en las personas mayores tiene efectos favorables en enfermedades crónicas y la prevención de patologías de la esfera psico-social como la depresión o la ansiedad

 

En un estudio de la longevidad que se realizó con personas mayores de 70 años en Australia concluyo que las personas que contaban con una red de buenos amigos aumentaban la esperanza de vida más que las relaciones con familiares. Esto no quiere decir que las relaciones con la familia no sean importante pero en este caso esas relaciones no se eligen, mientras que los amigos sí, lo que fomenta que se desarrollen determinados sentimientos que hacen de la amistad un importante valor para alargar la vida.

 

Haz amistades y mantén buenas relaciones con las que ya tienes, los amigos te ayudaran a vivir más y mejor.