Recomendaciones para los abuelos canguro durante el verano

Recomendaciones para los abuelos canguro durante el verano

Con el verano llega el fin del curso escolar y con ello los niños tiene muchos más tiempo libre que en muchos casos los padres no pueden compatibilizar con su jornada laboral. Algunos niños se van de campamento o tienen actividades en los colegios, pero eso no dura todo el verano, es por tanto cuando los padres recurren a los abuelos como cuidadores de los niños hasta que empiece otra vez el colegio.

 

El cuidado de los nietos durante el verano puede ser desde unas horas, hasta varios días, por lo que es recomendable seguir unas pautas y consejos, para que tanto los niños como los mayores estén a gusto durante todo el tiempo.

 

CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE LOS NIETOS DURANTE EL VERANO

 

Lo principal es conocer el estado de salud del mayor, ya que en algunos casos no pueden hacerse cargo durante mucho tiempo de los niños, y también es importante que los niños aprendan a pedir ayuda y la utilización de los medios de teleasistencia para que en el caso de que al abuelo le pase algo, sepan a quién recurrir.

 

Por la salud de ambos, es recomendable evitar salir a la calle o exponerse al sol durante las horas centrales del día, y siempre tener cerca una botella de agua para estar ambos bien hidratados. Cuando se esté en la calle, hay que buscar las zonas de sombra, para así poder estar protegidos.

 

Hay que estar siempre pendientes de los niños, que estén dentro del campo de visión, y en el caso de que se pierdan, recurrir lo más rápidamente a emergencias o al servicio de teleasistencia. En el caso de los nietos, es fundamental que lleven una tarjeta en la que pongan los datos de contacto por si se pierden. Estas atenciones son especialmente importantes si se va con los nietos a piscinas o a la playa.

 

También hay que tener cuidado con los productos y elementos de la casa, como pueden ser sartenes en la cocina, mecheros y cerillas, o los productos de limpieza. Siempre hay que evitar que se acerquen o al menos que estén en lugares de fácil acceso para los niños.

 

ACTIVIDADES PARA REALIZAR JUNTOS DURANTE EL VERANO

 

Aunque cada maestrillo tendrá su librillo, a continuación se proponen una serie de actividades que los abuelos y los nietos pueden realizar juntos durante el verano, y que a los abuelos les van a venir muy bien tanto física como mentalmente.

 

  • Visionar álbumes de fotos. Con esta actividad, los niños conocerán la historia de su familia y los abuelos ejercitarán la memoria.
  • Cantar y enseñar canciones y trabalenguas de siempre. Los niños aprenderán canciones nuevas que luego podrán cantar con sus amigos, y los abuelos recordarán las canciones de su infancia y juventud.
  • Realizar agricultura. Con esta actividad, los niños aprenderán a tener paciencia, a saber respetar a la naturaleza, y los abuelos realizarán ejercicio físico suave muy bueno para su salud.
  • Enseñar a coser. Así pueden los niños aprender a hacer ropa para sus muñecos y los abuelos mantendrán las manos activas evitando la artrosis.
  • Cocinar repostería. A todos los niños les encanta el dulce, y así aprenderán a hacerlos ellos mismos y con las receta secretas de sus abuelos y abuelas.
  • Enseñar a utilizar el ordenador. En este caso los profesores son los niños y los abuelos aprender a manejarse con un ordenador y con todo el mundo nuevo que se les puede abrir gracias a la tecnología.

 

Estos son algunos consejos y recomendaciones para que tanto los abuelos y los nietos pasen un gran verano juntos para poder llevar mejor el tiempo hasta la vuelta de la rutina en Septiembre con el colegio.