Consejos de seguridad para hogares de personas con necesidades diversas

Consejos de seguridad para hogares de personas con necesidades diversas

Contratar un servicio de enfermeras a domicilio en Madrid puede ser necesario si en casa convivimos con personas con necesidades especiales a las que no podemos atender como se merecen. De la misma forma que es importante contar con profesionales formados y con experiencia, lo es acondicionar convenientemente la casa.

Lo primero será valorar las necesidades específicas de cada persona. Es importante que los espacios estén despejados y que retiremos todo obstáculo. Si cuando tenemos niños pequeños esta es una de las premisas básicas, con las personas mayores pasa lo mismo. Eliminaremos todo lo que pueda entrañar un mínimo riesgo como pueden ser alfombras resbaladizas. Dicho de otra forma, la organización y el orden son condiciones imprescindibles para una casa en la que viva una persona mayor y más aún si tiene problemas de movilidad.

En Tu Mayor Amigote recordamos que, en la  medida de lo posible, estas personas han de tener a mano todo lo que necesiten en cada momento del día. Un caso concreto es el de la cocina. Es básico que este espacio sea accesible y que puedan alcanzar por ejemplo algo de un armario sin tener que hacer grandes esfuerzos.

Capítulo aparte merece el tema del baño. Por supuesto, las bañeras tienen que dar paso a los platos de ducha con suelo antideslizante, algo que facilitará mucho la tarea a las enfermeras a domicilio en Madrid a la hora de asear a las personas con problema de movilidad. Lo ideal es que las puertas sean correderas. En su defecto, trataremos de que abran hacia afuera. ¿La razón? Que si la persona sufre una caída no obstaculice el acceso al baño con su cuerpo a quien vaya a socorrerla. Por supuesto, si la persona usa silla de ruedas, las dimensiones del cuarto de baño tienen que ser las adecuadas para poder girar sin problemas.

Tanto en la cocina como en el baño son mejores los grifos de palanca que los de rosca. La temperatura del agua tiene que poder controlarse cómodamente para evitar quemaduras. Para la iluminación se puede optar por interruptores automáticos. Por supuesto, la barandilla no puede faltar en la escalera y los aparatos eléctricos han de apagarse automáticamente tras un tiempo inactivos. De todas formas, con la ayuda de personal de enfermería a domicilio en Madrid todo lo anterior es mucho más sencillo y la casa será un entorno mucho más seguro.

Enviar un Comentario