Vestirse sin dificultades

Vestirse sin dificultades

Son varias las enfermedades o afecciones que pueden provocar que una persona tenga dificultades al realizar tareas cotidianas, como enfermedades neurológicas, osteoporosis, degenerativas, musculares etc. Este hecho hace que la persona afectada necesite un apoyo o determinadas ayudas en algunas tareas del día a día, como por ejemplo vestirse.

 

A pesar de que una persona tenga problemas en cuanto al movimiento pueden llevarse a cabo determinadas acciones que ayuden a que una persona con dificultades pueda realizar el máximo posible de tareas dentro de sus posibilidades. No tiene por qué convertirse en una persona dependiente totalmente por el hecho de tener algún problema de este tipo, si no que en los casos en que se conserven facultades se puede favorecer que sean ellos mismos quienes realicen parte de la tarea. En el caso de vestirse, siempre que se puedan colocar determinadas prendas por si mismos debe dejarse que lo realicen para fomentar la autonomía, y en el caso de prendas de mayor dificultad se les ayudará. Se recomienda que en las situaciones en las que se tiene alguna extremidad afectada sea por esta por la que se empiece a vestir, y en el momento de desvestirse sean las extremidades no afectadas por las que se empiece, esto facilitará mucho la tarea.

 

Se pueden sustituir los botones de las prendas por otro tipo de sujeción como pueden ser tiras de velcro, más fáciles de abrochar, al igual que en el caso de los zapatos, que se pueden sustituir por otros que en vez de cordones cuenten con otros cierres con adhesivos que facilitan la labor. También es aconsejable que las prendas sean elásticas. En el mercado hay varias herramientas que facilitan el proceso de vestirse y prendas adaptadas que aportan una mayor comodidad. En el caso de prendas como los calcetines y zapatos que requieren un mayor esfuerzo al tener que agacharse existen calzadores extensibles y extralargos que reducen el esfuerzo a realizar para calzarse.

 

Vestirse no tiene por qué ser una limitación en tu día a día. Tu Mayor Amigo te ayuda en todo lo que necesites.

 

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cuidar a una persona con Alzheimer | Tu Mayor Amigo - […] tareas cotidianas como vestirse se debe buscarse la forma de facilitar el proceso. En el armario debe estar la …