Cómo adaptar la habitación de nuestros mayores

Cómo adaptar la habitación de nuestros mayores

Inevitablemente con el paso de los años y, sobre todo en edades avanzadas, vemos como nuestras facultades se van mermando. Por este motivo es tan importante ir adaptando su entorno a las nuevas necesidades que les vayan surgiendo. Sin embargo, no siempre sabemos cómo solucionar esto, es normal que a los familiares les surjan dudas sobre el mobiliario o las ayudas técnicas que puedan ser necesarias. De hecho, por nuestra experiencia en el cuidado de personas mayores a domicilio son muchos familiares los que nos preguntan cómo adaptar el hogar para las necesidades de un familiar cada vez más dependiente. Lo más importante es adaptar el dormitorio para cuidar su descanso y ganar en tranquilidad. Aunque, con el tiempo es posible tener que modificar otros espacios de la vivienda.

Evidentemente, la adaptación del entorno de una persona mayor va a depender de su capacidad para valerse por sí mismo. Está claro que si la persona sufre algún tipo de limitación en su movilidad o en otros aspectos sensoriales, tendrá más necesidades.

 

Si tu familiar puede andar y valerse por sí mismo, todos los esfuerzos de adaptación deben centrarse en evitar caídas y tropiezos. Lo primero que debes hacer es eliminar las alfombras u otros elementos como los suelos resbaladizos. También es recomendable que cuenten con un calzado adecuado, cómodo y con una suela que evite el deslizamiento. Si duerme solo, debemos proveerle de un sistema de alerta para que avise en caso de encontrarse mal o sufrir una caída.

 

Otras medidas interesantes serán contar con un butacón o cama para cuidar de la persona mayor en los periodos de enfermedad. También, podemos comprar una silla con servicio de inodoro para evitar que tenga que salir al baño en plena noche. Y, por supuesto, habrá que eliminar todos los enseres y barreras que pueden impedir su paso.

 

Adaptar la habitación de un mayor dependiente

Cuando la persona cuenta con un problema de movilidad o alguna incapacidad será mucho más importante adaptar su entorno. Podemos diferenciar distintos grados de dependencia y en función de las mismas se podrá optar a distintos programas de ayudas estatales. En todo caso, el dormitorio deberá contar con las siguientes características.

 

  1. Deberá ser un espacio luminoso y bien ventilado, evitando que le dé la luz directamente a la persona mayor.

  2. Las camas articuladas son una opción muy aconsejable para las personas con problemas de movilidad, ya que facilitan las tareas como asear a los mayores o moverlos. En estos casos, también es recomendable incorporar un colchón antiescaras para evitar las úlceras por presión.

  3. Otra cuestión interesante será colocar barandillas en la cama para evitar las caídas.

 

En Tu Mayor Amigo sabemos que la tecnología continúa avanzando para ofrecernos cada día soluciones más inteligentes. Facilitando el cuidado de los mayores en el hogar y mejorando su bienestar en esta etapa de sus vidas.

Enviar un Comentario