Autor: Tatiana Diaz

En más de una ocasión, como cuidadores de personas mayores a un precio asequible, hemos hablado en este post del tema de la estimulación cognitiva. Se trata de tareas destinadas a activar las funciones mentales como la atención, la memoria y el lenguaje. ¿Cómo implementar esta clase de ejercicios tan importantes en las personas de la tercera edad?

La Organización Mundial de la Salud define a las caídas como “un importante problema mundial de salud pública”, al tiempo que destaca su incidencia principalmente a partir de los 60 años y la gravedad que pueden acarrear sus consecuencias. Algunas fuentes indican que hasta el 30% de las personas mayores sufre al menos una caída cada año. Por todo ello, se trata de un aspecto muy importante a tener en cuenta en el ámbito del cuidado de personas mayores, a fin de reducir en la medida de lo posible sus riesgos.

Los servicios de cuidado de personas mayores deben tener en cuenta todos los distintos retos que a ellas se les pueden presentar en su día a día. En este sentido, es importante no pensar solo en el ámbito familiar y doméstico de los mayores, sino también en lo que hay al salir por la puerta de casa. Si tomamos perspectiva, es fácil observar cómo en distintos aspectos que van de lo arquitectónico a lo organizativo las ciudades no están hechas para la tercera edad.

Adquirir soltura en el uso de internet es muy beneficioso para las personas mayores: es un aprendizaje gratificante, les permite mantenerse integrados en una sociedad cada vez más digital y disponer de opciones de comunicación con las que eludir la soledad. No obstante, como especialistas en cuidado de ancianos a domicilio, sabemos de primera mano que también es necesario tomar ciertas precauciones para que hagan un uso seguro de la web.

 El diagnostico de un familiar con demencia es un duro golpe. Sin embargo, en nuestra empresa de asistencia domiciliaria en Zaragoza sabemos bien que afrontar la situación y prepararnos para el progreso de la enfermedad son cuestiones esenciales para el bienestar del enfermo, del cuidador y de toda la familia. Como ya hemos comentado, aceptar el diagnóstico es una de las cuestiones más difíciles. Los expertos señalan que se producen muchas emociones contradictorias y, algunas veces, todas surgen al mismo tiempo.

 Concretamente, el 47% de nuestros mayores no se hidrata de forma correcta. Esta afirmación se desprende de una encuesta que ha sido realizada por una campaña sanitaria organizada por el Consejo General de Colegio Oficiales de Farmacéuticos bajo el lema “Cinco Claves en Hidratación”. En nuestra experiencia en el cuidado de personas mayores a domicilio hacemos mucho hincapié en la importancia de ingerir líquidos de forma continua y constante a lo largo del día. Siendo esta una de las claves fundamentales en para preservar la salud.

Está claro que las necesidades de las personas de la tercera edad abarcan muchas parcelas como por ejemplo la psicológica. Como profesionales del cuidado de personas mayores a domicilio queremos dedicar este nuevo post del blog a repasar algunas razones de peso por las que se debe incluir una correcta atención psicogerontológica en centros como el nuestro.

Las personas mayores pueden estar llenas de vitalidad y gozar de buena salud pero, al ir cumpliendo años, los achaques pueden generar situaciones complicadas. En nuestra empresa especializada en el cuidado de mayores a domicilio en Madrid, sabemos bien que la mayoría de estas personas prefieren vivir en su propia casa, antes que renunciar a perder su libertad al vivir con sus hijos o decantarse por una residencia o centro especializado. Muchas veces, las situaciones cotidianas intervienen en la toma de una decisión tan compleja.

Oír no es lo mismo que escuchar. La escucha activa es un requisito fundamental con el que deben contar las enfermeras a domicilio. No se trata sólo de prestar atención a lo que nos cuentan los pacientes, es vital atender a sus sentimientos, ideas o pensamientos. Cuestiones que no expresan con palabras, pero que van implícitos en los mensajes que transmiten. Es un proceso más complejo de lo que parece, ya que los cuidadores deben realizar muchas tareas. Pero, sentarse a escuchar sin prisa, sin que suponga un esfuerzo, también supone una ayuda para ellos. Un momento de desahogo para que puedan quedarse en paz y tranquilos.

668 64 90 92

¿Qué necesitas?

He leído y Acepto la Política de uso de datos

He leído y Acepto la Política de uso de datos