Precauciones en el uso de internet por parte de los mayores  

Precauciones en el uso de internet por parte de los mayores   

Adquirir soltura en el uso de internet es muy beneficioso para las personas mayores: es un aprendizaje gratificante, les permite mantenerse integrados en una sociedad cada vez más digital y disponer de opciones de comunicación con las que eludir la soledad. No obstante, como especialistas en cuidado de ancianos a domicilio, sabemos de primera mano que también es necesario tomar ciertas precauciones para que hagan un uso seguro de la web.

 Así, del mismo modo que nos esforzamos para que las personas mayores estén prevenidas frente a los timos y estafas callejeras que las marcan como blanco, podemos hacer lo mismo con los distintos engaños que todos podemos encontrar en internet. Si bien para un usuario con cierta experiencia pueden resultar obvios y ser fácilmente ignorados, estos intentos de fraude se aprovechan de quienes no están tan versados en la idiosincrasia de internet, así que no está de más repasar algunas de las prácticas más habituales.

 Falsos amigos: cada vez más mayores disfrutan de las redes sociales y las posibilidades que les ofrecen para comunicarse con familiares lejanos o ver lo último de sus personalidades favoritas. No obstante, también en este entorno acechan perfiles engañosos que buscan hacer creer a personas vulnerables que son familiares lejanos, o bien tejer relaciones de confianza con ellas para después extorsionarlas. Sin dejar de respetar la autonomía de los ancianos, conviene estar pendiente en la medida oportuna de las personas desconocidas que puedan querer conectar con ellos.

 Enlaces engañosos: no solo aparecen en correos de origen dudoso, sino que pueden colarse en forma de anuncios en cualquier tipo de sitios web, aplicaciones y correos electrónicos, así como en cadenas de mensajes. Así, pueden llegarnos incluso procedentes de espacios o personas que a priori son fiables. Es importante aprender a identificarlos y evitar hacer clic siempre que no se tenga plena confianza para evitar sorpresas.

 Phishing: una de las prácticas más peligrosas, puesto que a menudo está muy trabajada para conseguir su objetivo. Se trata de correos o sitios web fraudulentos que replican la apariencia de compañías reconocidas para convencer a sus víctimas de introducir datos personales sensibles.

 Desde Tu Mayor Amigo animamos a acompañar con paciencia e interés a las personas mayores en su aprendizaje cibernético, ayudándolas a detectar y rechazar por todo posible intento de engaño.

Enviar un Comentario